Plasma Rico en Plaquetas - PRP

Tratamiento restitutivo idóneo para ser aplicado en pieles maduras que presenten signos de envejecimiento o en pieles jóvenes con marcas de acné. 

Produce importantes beneficios sobre la piel envejecida, restaura la vitalidad cutánea, aumenta su grosor y recupera la consistencia elástica.

La ventaja del uso del Plasma Rico en Plaquetas, también conocido como PRP, en los tratamientos Antiage, es la de utilizar una sustancia biológica fabricada por nuestro organismo, libre de químicos y exenta de riesgos.

Es un tratamiento restitutivo para ser aplicado en pieles maduras que presenten signos de envejecimiento o en pieles jóvenes con marcas de acné, a través del cual se obtienen resultados visibles, se logra mayor luminosidad y se mejora la coloración, lográndose un importante incremento en la tersura de la piel.

¿En qué consiste el tratamiento de Plasma Rico en Plaquetas o PRP?

El Plasma Rico en Plaquetas se obtiene a partir de la propia sangre del paciente, mediante un proceso que incluye el centrifugado de una muestra de sangre, de la cual se obtiene el plasma rico en plaquetas.  El Plasma Rico en Plaquetas se aplica en la piel por medio de microinyecciones.

Este tratamiento consta de 3 pasos:

1.Extracción 
2.Centrifugado
3.Aplicación del PRP